rotura de parabrisas

Importancia de contar con un parabrisas en perfectas condiciones

La rotura de parabrisas es una de las averías más habituales que podemos tener en nuestro vehículo. Con independencia de si se trata de un turismo, furgoneta o camión, la luna puede sufrir algún tipo de incidencia y, como es lógico, se debe resolver lo más rápido posible. No debemos olvidarnos de que, en función de donde se encuentre la rotura, puede suponer una infracción con la correspondiente multa.

>> Diferencias entre cristal templado y laminado

Tipos de rotura en el parabrisas

No todas las lunas se averían de la misma manera y, de hecho, existen varios tipos de roturas en el parabrisas que se gestionan de manera diferente. Estos son los más habituales que nos podemos encontrar:

✔️ Desgaste superficial: Pequeña marca similar a un rayón en la chapa. No suele suponer un problema grave, pero existen diversas soluciones que pueden permitirnos repararlas para que no deriven en algo peor.

✔️ Rotura con grietas: Se trata de la más grave que puede sucedernos. En estos casos es una única raya, pero que cuenta con gran profundidad. Este tipo de problemas pueden extenderse al conjunto del parabrisas debido a la simple vibración del vehículo. Resulta imprescindible repararlos lo más rápido posible.

✔️ Ojo de buey: En este caso nos referimos a una rotura con forma cónica, generalmente producida por un impacto. El único inconveniente que puede suponer es la molestia en la visión. Puede derivar en algo más grave si el contorno se encuentra estriado.

✔️ Agujero: Si la rotura sobrepasó la gran mayoría o todas las capas que componen el parabrisas, hablamos de un agujero. En este caso es importante actuar rápidamente por la seguridad de los ocupantes del vehículo.

Estos son los principales impactos que se pueden producir en el parabrisas. Identificado el problema, el profesional se encargará de tomar la mejor solución.

Los golpes en el parabrisas, ¿reparación o sustitución?

Cada golpe es diferente, por lo que no existe una norma clara a la hora de realizar una sustitución o reparar el parabrisas actual con una resina especializada. Sin embargo, hay algunas pautas que se pueden seguir, aunque los profesionales tomemos la última decisión.

Por ejemplo, los desgastes superficiales o los ojos de buey simples o estrellados de pequeño tamaño son reparables con la aplicación de productos específicos. En el caso de agujeros, grietas u ojos de buey de gran tamaño es necesario sustituir la luna dañada.

>> Desinfección coche con ozono

Siempre en manos de profesionales

Al sufrir una rotura de parabrisas, la mejor opción es acudir siempre a un taller especializado. En Val Glass contamos con un equipo de profesionales que valorará la avería para hacerle frente con la mejor solución posible. Ya sea sustitución o reparación, nos hacemos cargo en el menor tiempo posible para que los vehículos esté de vuelta en la carretera rápidamente y siempre con seguridad.

Val Glass. Rotura de parabrisas

Sin comentarios

Añadir un comentario