cristal templado y laminado

Diferencias entre cristal templado y laminado

A simple vista es posible que parezcan todos iguales, pero la realidad es que existen diferentes tipos de cristales en función de cómo se hayan fabricado, cada uno de ellos con sus características particulares. En el mundo del motor, los dos tipos de vidrios con mayor presencia son el cristal templado y el laminado.

>> Tipos de tintado de lunas para coches

Principales diferencias entre cristal templado y laminado

La fundamental diferencia entre el cristal templado y el laminado está en su forma de fabricación. El templado se crea partiendo del proceso del vidrio base monolítico, que se elabora al tamaño pretendido para después someterlo a un tratamiento calorífico especial. El vidrio se calienta a 650 grados aproximadamente hasta quedar plastificado. Posteriormente, se enfría fuertemente con aire, alcanzando así una enorme resistencia estructural.

Por otro lado, el laminado tiene lugar fruto de unir distintas láminas u hojas simples con otras láminas intercaladas fabricadas en butiral de polivinilo (PVB). Debido a su resistencia y a tratarse de un termoplástico transparente, este tipo de cristal resulta perfecto para la industria automovilística. Así mismo, el hecho de que sean muy sencillos de reparar en caso de sufrir grietas les hace sumar muchos puntos sobre el resto.

Ahora pasamos a detallar las distintas diferencias entre estos dos tipos de cristales:

✔️ El vidrio templado dispone de una mayor resistencia al peso e impacto que el laminado.

✔️ El cristal templado presenta mejores comportamientos ante cambios de temperatura, impidiendo así las roturas térmicas más frecuentes en el laminado.

✔️ El templado es más translúcido, ofreciendo una menor protección solar y a los rayos UV.

✔️ El aislamiento acústico del vidrio laminado es superior al templado.

✔️ El cristal laminado es más resistente a la penetración.

✔️ Debido a la elasticidad del pegamento PVB, el vidrio laminado absorbe mejor la energía del impacto y posee, por lo tanto, una mayor resistencia a los golpes.

Cuándo utilizar uno u otro

Tras describir ambos muchas personas se preguntarán para qué situaciones conviene usar uno u otro tipo de cristal. El templado es más común en puertas correderas y abatibles, barandillas interiores y exteriores o mamparas de ducha. Por su parte, el laminado es apropiado para escalones o superficies pisables, fachadas acristaladas o escaparates. En cuanto a vehículos, por sus propiedades y por razones de seguridad, el cristal laminado es empleado donde está el limpiaparabrisas, mientras que las ventanillas laterales están hechas de cristal templado.

Ambos son útiles

Aunque es cierto que estos vidrios tienen varias diferencias entre sí, es importante resaltar que ambos son extremadamente fuertes y poseen muchas propiedades en común. Además, se puede realizar un vidrio templado-laminado para sacar partido de las cualidades de ambos cristales.

Si quieres saber más sobre cristal templado y laminado o necesitas cambiar los cristales de tu coche, Val-Glass estaremos encantados de atender a tus dudas y necesidades.

Val Glass

Sin comentarios

Añadir un comentario