Los riesgos de conducir con una rotura en la luna

Es muy importante tener en cuenta la relevancia que tiene el perfecto estado de las lunas de un coche. Una luna rota o en mal estado reduce la capacidad del vehículo para reaccionar ante determinadas circunstancias que se dan con bastante asiduidad. El cambio de las lunas del coche es muy necesario en cuanto el conductor perciba que no se encuentran en perfecto estado para poder garantizar la seguridad de él mismo y de sus ocupantes.

Principales riesgos que conlleva una luna rota en la conducción

Existen muchos riesgos cuando se utiliza un coche con una luna rota o dañada, entre ellos, podemos destacar los siguientes:

  • La fragilidad del conjunto del vehículo: una de las funciones que cumplen los cristales es aportar estabilidad a la estructura del vehículo, si están agrietados, en caso de accidente, existe una probabilidad muy alta de que el techo se hunda.
  • Pérdida de retención de los ocupantes: es evidente que el cinturón de seguridad ayuda a retener a las personas que viajan en un coche tras un accidente, sin embargo, las lunas también están preparadas para hacer este trabajo en el caso de que el cinturón no logre hacerlo. Si están rotas, las lesiones durante un accidente serán mucho más graves.
  • Reduce la visibilidad del conductor: en función de donde se encuentre la rotura o grieta de la luna, puede originar un punto ciego para el conductor que perderá capacidad de reacción ante cualquier imprevisto o simplemente para hacer una maniobra normal y corriente.

¿Necesitas cambiar las lunas de tu coche? 馃憞

Mantén las lunas de tu coche en perfecto estado

En Val Glass reparamos la luna rota de tu coche con total rapidez y eficacia, contamos con grandes profesionales con una amplia experiencia en el sector que se encargarán de ayudarte y resolver cualquier tipo de duda que tengas. No lo dudes y ¡contacta ya con nosotros!

Val Glass

Sin comentarios

A帽adir un comentario