Quitar lunas tintadas

El proceso de quitar las lunas tintadas, aunque no es excesivamente complicado, requiere de una gran meticulosidad en los pasar a dar. Las lunas se deben quitar por el hecho de que las láminas se hayan estropeado con el paso de los años, o porque cambian los gustos de los conductores. En cualquier caso, para esta actuación debemos contar con una herramienta muy necesaria: el decapador. Es una pistola de agua cuyo objetivo es despegar poco a poco la lámina tintada. Cuanto más deteriorada esté esta, más tiempo habremos de dedicar a esta parte del proceso.

Retirada de la lámina de las lunas tintadas

Una vez que hayamos llegado a este punto, deberemos calentar correctamente el cristal, pero por la parte de fuera. Será necesario que esta fase se lleve a cabo repetidamente y con paciencia. De esta forma, se podrá comprobar que el pegamento se va reblandeciendo. Cuando el pegamento llegue al punto en que esté blando, será el momento de retirar la lámina. A continuación, habrá que repetir la operación por la parte de dentro. Tendremos en cuenta que el cristal esté lo suficientemente caliente como para llevar a cabo la retirada de las lunas tintadas con éxito.

¿Necesitas tintar las lunas de tu coche? 👇

A continuación, deberemos utilizar una espátula para ir levantando la lámina. La siguiente fase del proceso consiste en ir retirando todo el pegamento sobrante que esté adherido al cristal. Si lo hemos hecho todo correctamente, llegaremos a la conclusión de que quitar las lunas tintadas ha sido una operación más sencilla de lo previsto. De todas las formas, para evitar problemas, desde Val Glass ofrecemos el servicio de tintado de lunas con tarifas muy competitivas. También nos encargamos de la sustitución de las lunas. ¡Contacta con nosotros y atenderemos tus demandas con mucho gusto! ¡Reemplazamos tus lunas para que no tengas que hacer nada!

Val Glass

Sin comentarios

Añadir un comentario