Cuándo tintar las lunas del coche

Se acerca la época de buen tiempo y es el mejor momento para tintar las lunas de coche. Las altas temperaturas y el calor se convierten en aliados de los accidentes en carretera, por lo que hay que conocer en qué consisten los diferentes procesos de tintado de lunas para tomar la decisión. Ya no es solo una cuestión estética, sino que se trata más de una maniobra que va en pro de la seguridad y del confort de conductores y pasajeros.

Tintado y laminado

Estos son los dos procesos que se siguen para dar color a los cristales traseros y laterales del coche. El tintado se realiza directamente durante la fabricación del vehículo. Lo que podemos hacer después es el laminado. Hemos de diferenciar, puesto que no son la misma cosa.

Sabiendo esto, vamos a prestar atención al laminado. Es una técnica que consiste en colocar una pieza de poliéster plástico sobre las lunas que queremos oscurecer. Esto nos permite elegir ciertas características del laminado, como, por ejemplo, la opacidad y el color.

¿Necesitas cambiar las lunas de tu coche? 馃憞

Opacidad y color

Al tintar lunas en Valladolid, podemos decantarnos por varias opciones. En ello radica la cantidad de luz que puede entrar en el vehículo. Existen tres acabados: claro, medio y oscuro. Se puede optar por cualquiera de ellos, sabiendo que, por ley, no se puede colocar una lámina 100 % opaca.

Si hablamos de color, tenemos grises, negros, azules oscuros... También existen las que hacen efecto espejo.

Ventajas

Si focalizamos en la motivación de seguridad que tiene tintar las lunas del coche, nos encontramos con que reducen la penetración de los rayos del sol, mejorando así la climatización. Cuida, por lo tanto, la parte interior del vehículo. También se reduce el deslumbramiento y aumenta la privacidad de los ocupantes. Como ves, opta por laminar las lunas de tu vehículo, pues tiene muchos beneficios.

Sin comentarios

A帽adir un comentario